Ir al contenido principal

Los cómos y los porqués de una simple extracción dental

Que su dentista le diga que necesita que le extraigan un diente puede conmocionarlo y alarmarlo. Conocer los motivos de esta recomendación y comprender qué esperar puede ayudar a aliviar sus preocupaciones.

¿Por qué necesitaría que me extraigan un diente?

Existen varias razones por las que podría necesitar una extracción:

  • Tiene demasiados dientes. Este estado clínico, llamado hiperdoncia, puede significar que necesita extraer uno o más dientes para evitar problemas de mordida y masticación.
  • Se pondrá correctores dentales. Si es candidato para correctores dentales, es posible que su dentista desee extraer uno o más dientes para hacer espacio en su boca para que se muevan.
  • Tiene una infección dental. Es posible que tenga una infección en la pulpa dental, que es el área dentro de la raíz del diente. Cuando el tratamiento de endodoncia no es una opción, puede que sí lo sea extraer el diente para matar la infección y detener el dolor.
  • Tiene un diente flojo. Si su diente está flojo debido a la enfermedad de las encías, entonces podría extraerse para detener la propagación de la infección y ayudar a salvar el hueso que queda en la mandíbula.
  • Está enfermo. Si está luchando contra el cáncer o tiene un sistema inmunitario comprometido, es posible que tenga que extraerse los dientes cariados para evitar la propagación continua de la infección.

¿Qué sucede si no me extraen un diente?

Una infección dental no tratada no sanará y probablemente empeorará sin la atención médica adecuada. Con el tiempo, ignorar un diente infectado puede provocar el debilitamiento de los huesos y las encías, lo que hace que el daño sea mucho más difícil de arreglar.

También se expondrá a más dolor y molestias, y es probable que la infección se disemine a otros dientes. Además, se pone en riesgo de padecer sepsis, lo cual es mortal.

Si su boca está llena y no extrae algunos dientes, su sobremordida o submordida puede empeorar. Sus otros dientes podrían moverse para “ajustarse”, lo que puede provocar problemas adicionales:

  • Dolor al morder o masticar
  • Dientes afectados o infectados
  • Mala alineación de la mandíbula

¿Cómo se extrae un diente?

Primero, relájese. No debería sentir dolor porque su dentista adormecerá el diente, las encías y el tejido óseo con anestesia local.

Cuando el área esté adormecida, su dentista usará un instrumento llamado “elevador”, que se coloca entre el diente y las encías, para crear espacio. Luego, su dentista usará fórceps especiales para extraer el diente. El área se limpiará minuciosamente para prevenir la aparición de infecciones y se preparará para la recuperación. Por lo general, el procedimiento es rápido. Esperar a que la anestesia local tenga efecto puede tardar más que la extracción en sí.

¿Qué sucede después de que me extraen el diente?

Después de una extracción, es normal que note algo de sangrado. Se desarrollará un coágulo para ayudar a retrasar y, finalmente, detener el sangrado. Debe asegurarse de que el coágulo permanezca en su lugar, así que siga las instrucciones de su dentista durante las próximas 48 horas.

Debe:

  • Morder una gasa para detener cualquier sangrado.
  • Usar una compresa de hielo (o una bolsa pequeña de verduras congeladas) y tomar ibuprofeno para detener cualquier hinchazón (asegúrese de que su dentista sepa con anticipación si es alérgico a algún medicamento).
  • Cepillar y usar hilo dental como de costumbre; simplemente tenga cuidado y tómese su tiempo, en especial en el área alrededor de la extracción.
  • Enjuagar la boca con agua tibia y salada 24 horas después del procedimiento o cuando su dentista diga que es seguro.

 

No debe:

  • Usar un sorbete o enjuagarse la boca enérgicamente.
  • Beber alcohol ni fumar.
  • Cepillar ni usar hilo dental en la cavidad vacía donde estaba el diente.
  • Hacer ejercicio: esto aumenta el flujo sanguíneo en el cuerpo, lo que agravará la cavidad.

 

Después de unas semanas, la cavidad debe cerrarse, pero esto depende de muchos factores, incluido el número de dientes extraídos y su tamaño. Cuanto más pequeño sea el diente, más rápido se curará porque hay menos raíces involucradas. Tenga paciencia y siga las instrucciones de su dentista. Si comienza a sangrar o a sentir dolor de repente, llame a su dentista de inmediato.

¿Puedo reemplazar mi diente faltante?

Cuando usted y su dentista analicen el plan de tratamiento para la extracción de dientes, también analizarán las opciones para reemplazarlo.

Algo para recordar: las opciones viables dependen de su salud general. Asegúrese de que su dentista esté al tanto de cualquier problema médico anterior o actual. Después de que elija su opción de reemplazo, le recomendamos que le pida a su dentista que nos envíe un presupuesto previo al tratamiento, para que sepa aproximadamente cuáles serán sus gastos directos.

¿Cuáles son mis opciones para un reemplazo dental?

Puede elegir entre varias opciones, según su situación y la salud de su boca:

Un implante

  • Qué es: un implante dental es un reemplazo artificial para una raíz o un diente natural ausente. Se puede usar tanto en la mandíbula superior como en la inferior, y es conocido por su estabilidad y comodidad.
  • Quién podría usarlo: los implantes son una buena opción para alguien con buena salud general y con una mandíbula saludable, necesaria para sostener el implante.

Un puente

  • Qué es: un puente consiste en un diente artificial con coronas colocadas en los dientes existentes a cada lado.
  • Quién podría usarlo: realizarse un puente puede ser una buena opción si le falta el diente desde hace mucho tiempo. Debido a que las encías y los huesos ya se han retraído, es posible que su mandíbula no pueda asegurar correctamente un implante.

Dentadura postiza parcial extraíble

Qué es: una dentadura postiza parcial es un conjunto de dientes de reemplazo unidos a una base que coincide con el color de la piel de las encías. Se mantiene en su lugar con un broche ajustable que se adhiere a los dientes y se puede quitar por la noche.

Quién podría usarlo: la dentadura postiza parcial es una buena opción para cualquier persona que haya perdido varios dientes, ya que puede ayudar a mantener los músculos faciales y hacer que comer sea mucho más cómodo.

Recuerde: Siga las instrucciones posquirúrgicas de su dentista, llame si algo pareciera estar mal después de la cirugía y mantenga el resto de su boca saludable cepillándose y usando hilo dental todos los días.

Última actualización 7 de febrero de 2022


Artículos relacionados:

Cómo recuperarse después de una cirugía bucal

Después de la cirugía bucal, hay algunos pasos simples que puede seguir para reducir el dolor y ayudar a que su boca se recupere rápidamente.

No permita que un dolor de muelas se convierta en sepsis

Un diente dolorido es más que un dolor molesto. Si no se tratan, los dolores de muelas pueden provocar todo tipo de problemas desagradables, incluida la septicemia.

¿Cuál es la diferencia entre un puente y un implante?

En algún momento de su vida, es posible que necesite que le reemplacen uno o más dientes. ¿Debe elegir un puente o un implante? Cada uno tiene ventajas y desventajas.

La información de salud bucal de este sitio web se proporciona solo con fines educativos. Consulte un dentista licenciado u otro prfesional de la salud para cualquier pregunta relacionada a su salud bucal.

Powered by Translations.com GlobalLink OneLink SoftwarePowered By OneLink