píxel de seguimiento de facebook

Por qué le duelen los dientes en climas fríos

Mujer en la nieve

¿Sus dientes sienten el frío a medida que las temperaturas descienden? El aire frío y las rachas de viento helado pueden pegarle en la cara y atacar sus dientes. Descubra lo que está detrás de este doloroso fenómeno y qué puede hacer para proteger su boca.

¿Qué provoca la sensibilidad al frío?

Contracción y expansión

¿Sabía que la temperatura de sus dientes frontales puede variar hasta 120 grados? La exposición al aire frío, como también a comidas calientes, puede ser duro para los dientes. Tal como pasa con otros materiales, sus dientes se expanden y se contraen, dependiendo de la temperatura. Debido a que el interior y el exterior de los dientes se va adaptando, pueden aparecer pequeñas grietas. Normalmente, estas grietas no afectan a nivel estructural, pero pueden resultar incómodas. Y si tiene amalgamas, las molestias pueden empeorar. El metal se expande y se contrae más rápidamente que los dientes naturales.

Dentina expuesta

Si el esmalte, o la capa externa de los dientes, comenzó a desgastarse y deja ver la dentina que se encuentra debajo, los dientes pueden volverse muy sensibles. Sin la protección que ofrece el esmalte, los nervios que van por dentro de los dientes quedan más expuestos a los elementos.

Cómo combatir el dolor

¿Qué se puede hacer para aliviar el dolor? Primero, consulte a su dentista. Una mirada a su boca y probablemente nuevas radiografías - pueden ayudar a su dentista a detectar qué es lo que está causando el problema.

En algunos casos, cambiar a una pasta dental para dientes sensibles puede ser todo lo que necesite. O si no, su dentista puede aplicar una película protectora en sus dientes.

En otros casos, el dolor puede ser un signo de algo más grave. Las caries también pueden aumentar la sensibilidad, especialmente si la infección ha alcanzado la pulpa dental, el corazón de sus dientes. Su dentista puede realizar una prueba de vitalidad de la pulpa dental para controlar la salud de sus dientes. Esta prueba consiste en colocar un instrumento caliente o frío en los dientes (también le piden que los muerda) con el objetivo de ver cómo responden los dientes a los cambios de temperatura y presión.

Mientras tanto, puede reducir el dolor respirando por la nariz cuando se encuentra afuera y cepillándose los dientes y utilizando hilo dental de manera regular para combatir las caries. Evite los tratamientos blanqueadores y los alimentos ácidos, ya que estos pueden aumentar la sensibilidad.

Lectura relacionada

Publicado: diciembre de 2017