píxel de seguimiento de facebook

Datos sorprendentes acerca de las trastornos de la articulación temporomandibular

Millones de estadounidenses adultos sufren de un dolor crónico en el rostro, como un dolor de mandíbula, de cabeza o de oído. El origen de estos dolores y molestias puede estar relacionado a una o las dos articulaciones temporomandibulares (TM) Ubicadas a cada lado de la cabeza, estas articulaciones trabajan juntas, con un sistema complejo de músculos, ligamentos, discos y huesos, para hacer diferentes movimientos para masticar y hablar.

¿Qué es el TMJ?

El concepto trastorno de la articulación temporomandibular, también conocido como TMJ, se refiere a una serie de trastornos que afectan las articulaciones temporomandibulares, los músculos de la mandíbula y los nervios faciales. Un TMJ puede ocurrir cuando la mandíbula se tuerce al abrir, cerrar o mover hacia un lado la boca. La gente con TMJ puede presentar los siguientes síntomas:

  • Dolor en la zona del oído
  • Dolores de cabeza y de cuello
  • Sensibilidad en la mandíbula y los músculos de la mandíbula
  • Dolor o molestia en la mandíbula que es más intensa a la mañana o a última hora de la tarde
  • Dolor en la mandíbula al masticar, morder o bostezar
  • Dificultad para abrir y cerrar la boca
  • Ruidos al abrir la boca
  • Sensibilidad en los dientes en ausencia de otros problemas dentales

Los trastornos temporomandibulares afectan al doble de mujeres (particularmente a aquellas en edad reproductiva) con respecto a los hombres y es el dolor facial crónico no dental más común.

¿Cuáles son las causas del TMJ?

  • Artritis
  • La mordida desalineada (un problema con la forma en que los dientes encajan unos con otros)
  • Dislocación o lesión de la mandíbula

El estrés y el TMJ

Se cree que el estrés es un factor que incide en el TMJ. Aun las tareas de alta demanda física, como levantar objetos pesados, o las situaciones de mucho estrés, pueden agravar el TMJ porque se utilizan en exceso los músculos de la mandíbula, especialmente apretando los dientes o rechinando los dientes (también conocido como bruxismo).

¿Cómo se diagnostica el TMJ?

El diagnóstico es un paso importante previo al tratamiento. Por el momento no hay una prueba normalizada y aceptada ampliamente que permita identificar el TMJ correctamente. Otras afecciones dentales, como un dolor de muelas o problemas sinusales, pueden causar síntomas similares. También posiblemente haya una combinación de factores conductuales, psicológicos y físicos que se combinan para provocar TMJ.

Otras afecciones dentales, como el dolor de dientes o sinusitis, pueden ocasionar síntomas similares. Los científicos también están investigando como los factores de conducta, psicológicos y físicos pueden combinarse para causar trastornos temporomandibular.

Según la Asociación de Planes de Delta Dental, en aproximadamente un 90 % de los casos, su descripción de los síntomas, junto con un examen físico sencillo de su rostro y mandíbula por parte de su dentista, aportan suficiente información para diagnosticar estos trastornos.

Posiblemente su dentista también le indique una radiografía y tome un molde de sus dientes para ver cómo es su mordida, o solicite radiografías especialidadas de las articulaciones temporomaxilares. Posiblemente revisen todos su antecedentes médicos, así que es importante mantener los registros al día en el consultorio de su dentista.

Si cree que tiene TMJ

Tenga en cuenta que, para la mayoría de la gente, la molestia de un TMJ desaparece sola. Hay algunas prácticas de autocuidado sencillas, como ejercicios para reducir el bruxismo provocado por el estrés, que pueden ayudar a alivar los síntomas de TMJ.

Puede visitar al dentista para que le indique un tratamiento conservador para el TMJ. Evite los tratamientos que pueden provocar cambios permanentes en su mordida o en la mandíbula. Si le recomiendan un tratamiento irreversible, solicite una segunda opinión de su confianza.

Las clínicas de dolor en hospitales y universidades también son una buena fuente de asesoramiento y segundas opiniones para estas afecciones.

Lectura relacionada:

Última actualización: junio de 2017

La información de la salud bucal en este sitio web tiene fines educativos únicamente. Siempre debe consultar a un dentista con la licencia correspondiente o con otro profesional de la salud calificado por cualquier duda acerca de la salud de su boca.