píxel de seguimiento de facebook

Mitos y verdades: la guía de salud de la boca para la mujer embarazada

¿Deberían las mujeres embarazadas consultar al dentista? Hay mucha desinformación respecto del embarazo y la salud de la boca, pero aquí le contamos lo que debe saber. Aquí tiene una guía para explorar los mitos y las verdades.

Mito: no es asunto del dentista si estoy embarazada.

Verdad: es importante que su dentista e higienista dental sepan que está embarazada o que está intentando quedar embarazada. Puede correr el riesgo de sufrir algunas afecciones dentales, y su embarazo puede limitar el tipo de tratamiento disponible. Siempre debe informarle a su equipo dental si está embarazada o está intentando quedar embarazada, de cuánto tiempo está y si su embarazo es de alto riesgo.

Mito: el embarazo no afecta su boca.

Verdad: las mujeres embarazadas corren un mayor riesgo de sufrir ciertas afecciones de la salud bucal. Estas afecciones incluyen la enfermedad de las encías, también conocida como "gingivitis del embarazo", y bultos dentro de la boca, conocidos como "tumores del embarazo". Ambas afecciones pueden tratarse, de modo que asegúrese de visitar al dentista.

Mito: su salud bucal no afecta a su bebé.

Verdad: si tiene enfermedad de las encías moderada a severa, puede correr mayor riesgo de tener un bebé prematuro de bajo peso al nacer.

Mito: las mujeres embarazadas deberían evitar los tratamientos dentales.

Verdad: todos, y en especial las mujeres embarazadas, deberían visitar al dentista. Si está embarazada, corre mayor riesgo de padecer la enfermedad de las encías, de modo que asegúrese de visitar al dentista para hacerse limpiezas periódicas, exámenes y cualquier otro tratamiento necesario. Evitar el cuidado dental podría afectar su embarazo y también la salud de su boca. La enfermedad de las encías no tratada puede asociarse al nacimiento de un bebé prematuro con bajo peso.

¿Qué ocurre con la anestesia? Algunos estudios revelaron que la anestesia en el primer trimestre puede estar relacionada con los abortos espontáneos tempranos. Si necesita un tratamiento con anestesia, es posible que su dentista sugiera posponer el procedimiento hasta el segundo trimestre.

Mito: el embarazo le quita el calcio a los dientes.

Verdad: el feto no absorbe el calcio de los dientes de su madre. Es posible que este mito se haya originado porque las mujeres embarazadas corren mayor riesgo de tener caries. El embarazo es un momento crítico para consumir calcio -un nutriente esencial que ayuda a su feto en crecimiento a desarrollarse de manera adecuada y reduce su propio riesgo de sufrir osteoporosis (pérdida de masa ósea) en el futuro.

Mito: nunca se realice una radiografía dental mientras está embarazada.

Verdad: La Asociación Dental Americana ahora considera que las radiografías dentales son seguras durante el embarazo. Radiografías pueden ser vitales para detectar problemas graves, como caries ocultas, pérdida de masa ósea y pulpa dental inflamada. No hay estudios que comprueben la relación entre las radiografías dentales y los defectos congénitos, aunque un estudio en 2004 reveló un aumento en pesos bajos de nacimiento en las mujeres que se realizaron radiografías dentales durante el embarazo. Si tiene alguna consulta, háblelo con su dentista, quien puede ayudarle a evaluar su caso y decidir si las radiografías pueden postergarse.

Mito: las náuseas matutinas son desagradables pero inofensivas.

Verdad: el vómito reiterado puede dañar gravemente sus dientes. La exposición al ácido estomacal desgasta el esmalte de los dientes, de modo que debilita la defensa de sus dientes contra las caries. Si padece náuseas matutinas, consulte a su dentista sobre sugerencias para reducir el daño, como usar un protector bucal o enjuagarse con bicarbonato de sodio.

Lectura relacionada:

Publicado: julio de 2016

La información de salud bucal de este sitio web se proporciona solo con fines educativos. Siempre debe consultar a un dentista con la licencia correspondiente o con otro profesional de la salud calificado por cualquier duda acerca de la salud de su boca.