píxel de seguimiento de facebook

Comprender los desafíos de la salud dental al sufrir enfermedades hepáticas

Hombre en un sillón odontológico

Al padecer enfermedades hepáticas, llevar una salud bucal óptima puede ser complicado. ¿Desea abordar la problemática en conjunto con su médico de cabecera y su dentista para equilibrar las necesidades de su salud dental y su salud general?

Sufro de una enfermedad hepática. ¿Qué le debo mencionar a mi dentista?

Asegúrese de que su dentista está al tanto de su salud general y conozca a su médico de cabecera para que puedan trabajar en equipo.

Coméntele a su dentista:

  • Qué medicamentos está tomando
  • Si se está realizando diálisis.
  • Si tiene un estent y dónde está ubicado.
  • Si siente que los dientes se le están aflojando; esto puede indicar un desequilibrio de calcio.
  • Si también padece diabetes.
  • Si tiene sequedad oral con frecuencia.

¿Qué complicaciones pueden provocar las enfermedades hepáticas a mi salud bucal?

Un estudio de Journal of Clinical Periodontology demostró que las personas que sufren de enfermedades hepáticas y/o que se están sometiendo a diálisis son más propensas a presentar problemas de salud bucal, por ejemplo enfermedades periodontales (encías), en comparación con personas que no tienen dichas afecciones hepáticas. A pesar de que todos tenemos bacterias en la boca, aquellas personas que sufren de enfermedades hepáticas y que también acumulan bacteria en la boca, son más susceptibles a infecciones porque tienen un sistema inmunológico debilitado.

Si la enfermedad hepática que sufre es el resultado de una diabetes, entonces es posible que presente otros problemas adicionales, como por ejemplo "sequedad en la boca", que puede ser un efecto secundario de la medicación y de la enfermedad. La sequedad oral afecta la habilidad de producir saliva, que normalmente sirve para limpiar la boca y los dientes. Como resultado, sufre un mayor riesgo de acumular bacteria y placa y desarrollar la  enfermedad de las encías y caries. Existen varios medicamentos de venta libre para combatir la sequedad oral, tan solo asegúrese de comentarle a su dentista de este problema para que le proporcione sugerencias.

¿Qué relación existe entre la diabetes y las enfermedades hepáticas?

La diabetes puede ser la causa de enfermedades hepáticas crónicas y puede hacerlo propenso a otros peligros adicionales relacionados con la salud bucal, entre los cuales se incluye:

  • Infecciones bacterianas
  • Caries
  • Problemas en las glándulas salivales
  • Enfermedad periodontal (en las encías)
  • Demora en la cicatrización e infecciones

¿Y si necesito someterme a un procedimiento dental? ¿Es seguro?

Si sufre de enfermedades hepáticas y tiene programado un procedimiento dental, asegúrese de informarle a su médico de cabecera. Su dentista también debe estar al tanto de que padece enfermedades hepáticas y/o se está realizando diálisis. Es probable que se le receten antibióticos antes de su procedimiento dental para reducir el riesgo de infecciones. Si se está realizando diálisis, asegúrese de programar su procedimiento dental para un día en el que no se someta al tratamiento. Una vez terminado el procedimiento y mientras se encuentre en recuperación, sea extremadamente meticuloso y siga las instrucciones de su dentista al pie de la letra. Además, realícese prácticas de higiene oral con frecuencia.

Recuerde: hable con total franqueza sobre sus problemas hepáticos y dentales y asegúrese de informarle tanto a su médico de cabecera y dentista por anticipado y en forma regular. Realizarse limpiezas y exámenes con frecuencia para evitar problemas dentales como la enfermedad de las encías y caries es de vital importancia si sufre enfermedades hepáticas.

Lectura relacionada

Última actualización: Julio de 2018

La información de la salud bucal en este sitio web tiene fines educativos únicamente. Siempre debe consultar a un dentista con la licencia correspondiente o con otro profesional de la salud calificado por cualquier duda acerca de la salud de su boca.