La hipertensión y la salud bucal

Mujer adulta haciendo que le controlen la presión arterial

También llamada hipertensión, la presión arterial alta es el tipo de enfermedad cardíaca más común. Desafortundamente, la presión arterial alta pocas veces provoca síntomas, lo que significa que usted quizás no se dé cuenta de que tiene hipertensión.

¿Qué significa tener presión arterial alta?

La presión arterial es la fuerza con la que la sangre viaja dentro de los vasos sanguíneos. Pero, como los vasos sanguíneos son estrechos, demasiada fuerza puede dañarlos con facilidad, lo que ocasiona complicaciones como derrame cerebral o enfermedad cardíaca.

Si le han diagnosticado presión arterial alta, debería seguir las recomendaciones de dieta y ejercicios de su médico, y  evitar fumar. Y si tiene  diabetes, debería prestar especial atención a su ingesta de azúcar y a sus niveles de insulina porque la diabetes puede elevar su riesgo de desarrollar presión arterial alta.

¿Qué tiene que ver la presión arterial alta con la salud bucal?

Las personas que siguen un tratamiento para la presión arterial alta tienen más probabilidades de beneficiarse de su medicamento para la hipertensión si también cuentan con una buena salud bucal, según un estudio en 2018 publicado en la revista Hypertension de la American Heart Association. Los investigadores descubrieron que las personas con encías saludables responden mejor a su medicación que aquellas que ya tienen un diagnóstico de  enfermedad de las encías. De hecho, las personas con enfermedad de las encías fueron un 20% menos probable de lograr un rango de presión arterial "saludable".

Si bien la investigación aún está dando sus primeros pasos, los médicos e investigadores remarcaron que  estos hallazgos respaldan una posible conexión entre las condiciones inflamatorias de la boca y el corazón.

¿Puede mi dentista ayudarme?

¡Por supuesto! Como el cuerpo humano está tan interconectado, su dentista puede ser una de las primeras personas en reconocer que algo no está bien con su salud. Mal aliento, lesiones en la boca y encías que sangran pueden ser signos de una enfermedad más grave. Si bien estos desarrollos no necesariamente dan cuenta de presión arterial alta, pueden ser síntomas de otros problemas. Si nota que algo anda mal, pídale a su dentista que lo ayude. Asegúrese de consultar a su dentista para hacerse chequeos regulares también y recuerde cepillarse los dientes y usar hilo dental todos los días.

¿Cómo puede prevenir la presión arterial alta?

  • No fume. El tabaco hace que los vasos sanguíneos se vuelvan más estrechos forzando al corazón a latir más rápido, lo que conduce al aumento de la presión arterial.
  • Controle su peso. Las personas obesas y con sobrepeso tienen más probabilidades de desarrollar presión arterial alta.
  • Haga ejercicios. Sentarse en el sofá y llevar un estilo de vida sedentario aumenta su riesgo de hipertensión.
  • Limite el consumo de alimentos salados y grasosos. Una dieta con alto contenido de sal o grasa puede contribuir al aumento de la presión arterial.

Lectura relacionada:

Publicado en mayo de 2019

La información de salud bucal de este sitio web se proporciona solo con fines educativos. Siempre debe consultar a un dentista con la licencia correspondiente o con otro profesional de la salud calificado por cualquier duda acerca de la salud de su boca.