píxel de seguimiento de facebook

Estrategia de juego para tener dientes saludables

Para ganar el juego de salud de la boca, es importante conocer a los jugadores y el campo de juego. Una higiene, dieta y estilo de vida adecuados son componentes clave de su salud bucal.

El equipo local

Cepillos de dientes

Su cepillo de dientes es un jugador estrella, pero elegir el correcto puede ser todo un desafío. ¿Recuerda cuando la única diferencia entre los cepillos de dientes era el color? Ahora puede elegir de cuello angular, de cabeza angosta, con cerdas escalonadas; ¿cómo puede saber cuál es el mejor para usted?

Un cepillo de dientes debe tener la estampilla de aprobación de la American Dental Association (ADA, por sus siglas en inglés) en el envoltorio. También debe tener una etiqueta que diga "soft" (suave) y cerdas redondeadas, que significa que es suficientemente fuerte para limpiar sus dientes y estimular sus encías sin lastimarlas.

Un cepillo de dientes eléctrico puede ayudar a aquellos que tienen dificultad para cepillar sus dientes, pero no está comprobado que limpian mejor que un cepillo común. Y recuerde, su cepillo de dientes se ejercita todos los días, así que debe reemplazarlo cada dos o tres meses o después de resfríos, para que siempre esté en forma.

Pasta dental

Los ingredientes de su pasta dental forman una línea de defensa sólida, con el flúor como defensor clave contra las caries. La pasta dental también contiene ingredientes abrasivos. Los ingredientes abrasivos, para limpiar y pulir los dientes, incluyen sílice, alúmina, calcio y niveles bajos de bicarbonato de sodio. Sin embargo, si la pasta es demasiado abrasiva, puede dañar los dientes y crear un espacio para que se acumulen las bacterias.

Muchas pastas dentales dicen contener propiedades para evitar la placa y el sarro. Si bien es posible elimnar placa cepillándose con ciertas pastas dentales, los fabricantes deben demostrar a la ADA que su pasta previene la gingivitis para poder manifestar que combaten la placa. Por el contrario, el sarro solo puede ser eliminado por un profesional odontológico. Las pastas dentales que controlan el sarro no combaten el sarro que ya se instaló en sus dientes, pero sí ayudan a prevenir que se acumule más.

Los agentes blanqueadores pueden extender el brillo de sus dientes después de una limpieza profesional. Pero tenga en cuenta que el peróxido de hidrógeno, que es el ingrediente activo de muchos blanqueadores, puede dañar las encías y el esmalte de los dientes.

Flúor

El flúor es otro defensor importante para el juego. Este compuesto mineral natural ayuda a retener el calcio y mantiene los dientes fuertes. También demora la producción de ácidos que atacan a los dientes. El flúor está presente en el agua y el suelo. También está presente en diferentes concentraciones en algunos alimentos y bebidas.

Lamentablemente, en muchas comunidades el suministro de agua no contiene flúor, y actualmente cada vez más gente consume agua envasada o utiliza sistemas de filtrado en casa, lo que reduce aun más su ingesta de flúor. Use una pasta dental con flúor y hágase un enjuague bucal con flúor, que no solo ayudará a combatir las caries, especialmente en la zona cercana a las encías, sino que también fortalecerá sus dientes.

Hilo dental

Encerado, sin cera, simple, con sabor a menta, con sabor a canela, puede elegir el hilo dental que desee, siempre y cuando lo use correctamente y con frecuencia. En lugar de dejar el hilo dental suelto, pruebe con un dispensador o un hilo dental con soporte especilmente diseñado para quienes encuentran dificultad para usar el hilo dental.

Los rivales

Placa

Su principal rival es la placa - , esa película pegajosa e incolora que se acumula sobre sus dientes todos los días. Como la placa es invisible, debe usar una solución que la hace visible de manera frecuente para verificar que se está cepillando y limpiando con hilo dental correctamente. Puede comprar este tipo de solución en una farmacia o preparar la propia mezclando dos gotas de colorante comestible azul o verde con dos cucharaditas de agua. Haga buches con la solución, escupa y luego ejuague con agua. El color se adhiere a la placa y se ve más oscuro donde la placa es más espesa.

Sarro

El sarro es el depósito duro que se acumula en sus dientes y que solo un dentista puede eliminar. Se forma con el tiempo a medida que la placa se combina con los minerales que se encuentran en la saliva.

Caries

El sucesor no deseado de la placa y el sarro es la caries. Al comer, las bacterias de la placa transforman los azúcares y almidones de los alimentos en ácidos que atacan el esmalte de los dientes. Si no se elimina la placa en forma regular, el esmalte se desgasta y con el tiempo se forman caries.

Las caries se desplazan desde la parte externa hacia el centro del diente. Si no se la trata, una caries puede llegar a la pulpa dental y formar un absceso en la raíz, lo que suele causar un dolor terrible. Posiblemente en esta etapa sea necesario un conducto radicular o una extracción.

El campo de juego

Estilo de vida

¿Sabía que su estilo de vida puede afectar su salud bucal? Las personas con estilos de vida sedentarios y que no comen bien tiene más probabilidades de sufrir enfermedades periodontales que quienes hacen mucha actividad física y consumen una dieta sana. Adopte un estilo de vida sano, con actividad física, y evite consumir alcohol y tabaco para mantener su boca en forma.

Dieta

Su dieta puede jugar a su favor o en su contra. Que la dieta esté de su lado depende de los tipos de alimentos que consume, con qué frecuencia come y el período de tiempo que mantiene la comida en la boca.

Al igual que la mayoría de las personas, usted probablemente consuma refrigerios y bebidas con azúcar. El azúcar, en cualquiera de sus formas, incluida el azúcar negra y las azúcares naturales, está presente en frutas y productos lácteos y es el peor enemigo de los dientes. Los alimentos que contienen almidón también son sospechosos y solo deben formar parte de una comida. Ciertos alimentos como las frutas disecadas tienden a adherirse a los dientes y propician las condiciones para la generación de ácidos destructivos. Las golosinas duras, las mentas para refrescar el aliento y los caramelos para la tos también permanecen en la boca más tiempo que otros alimentos. Cuantos más refrigerios consuma, mayor será el riesgo de formación de ácidos que destruyen el esmalte.

La buena noticia es que ciertos alimentos en realidad ayudan a prevenir las caries. Los cacahuates y el queso cheddar, suizo o Monterrey añejado tienen la capacidad de inhibir o neutralizar los ácidos que causan caries. Cepillarse los dientes después de las comidas y refrigerios es esencial. Combinar esto con una dieta balanceada y un estilo de vida sano puede ayudar a combatir enfermedades y caries en su propio territorio, para lograr dientes y encías más fuertes.

Lectura relacionada

Última actualización: Abril de 2017

La información de salud bucal de este sitio web se proporciona solo con fines educativos. Siempre debe consultar a un dentista con la licencia correspondiente o con otro profesional de la salud calificado por cualquier duda acerca de la salud de su boca.