píxel de seguimiento de facebook

El agua fluorada mejora la salud bucal

Se considera que el agua fluorada es uno de los motivos por los que la salud bucal de los estadounidenses ha mejorado con el correr de los años. Los empastes dentales, por ejemplo, han disminuido un 50 por ciento desde 1959.

El agua fluorada protege contra las caries y las caries de raíz, una erosión progresiva de las superficies de las raíces en los adultos provocada por la recesión de la encía, y ayuda a remineralizar las lesiones cariadas en etapas iniciales. Gracias a estos beneficios preventivos, la fluorización del agua pública es considerada como la medida disponible más eficiente y económica de prevenir caries dentales. Más de 144 millones de residentes de Estados Unidos en más de 10,000 comunidades beben agua fluorada, la mayoría de los suministros de agua pública con flúor de sodio agregado de forma artificial. Un pequeño porcentaje obtiene agua de pozos privados con agua fluorada naturalmente.

La Agencia de Protección Ambiental ha determinado que la escala "óptima" aceptada de flúor en el agua es entre 0.7 y 1.2 partes por millón (ppm) o miligramos por litro. El límite permitido por la EPA en agua pública es de 4 ppm. Respaldado por resultados de más de 140 estudios documentados asumidos en 20 diferentes países durante las últimas décadas, el agua fluorada que cumple estas normas ha sido científicamente comprobada como segura para beber. La fluorización del agua es apoyada por casi todas las principales organizaciones de salud y relacionadas con la seguridad. La fluorización de los suministros de agua de la comunidad es la medida más efectiva de salud pública para prevenir el deterioro de los dientes y para mejorar la salud bucal de por vida.

Otra razón para preocuparse por el consumo de agua fluorada es que las personas están tomando más agua embotellada, que contiene cantidades mínimas de flúor. Los sistemas de filtración en el hogar también pueden eliminar el flúor en el agua de grifo.

Los padres de niños pequeños o bebés deberían estar especialmente preocupados acerca del consumo adecuado de flúor y deberían consultar a su dentista sobre la necesidad de suplementos diarios o un cambio en su dieta. EL costo anual del agua fluorada es aproximadamente de 51 centavos por persona por año. Los Centros para el Control de Enfermedades estiman que cada dólar invertido en la fluorización ahorra $80 en facturas dentales.

Enfoque en la salud pública: fluorización de los sistemas de agua de la comunidad. Centros para el Control y Prevención de Enfermedades.