píxel de seguimiento de facebook

Dieta, diabetes y caries

Si usted es uno de las 16 millones de estadounidenses que sufren de diabetes, es probable que ya sepa que la diabetes puede ocasionar problemas en los ojos, nervios, riñones, corazón y otras partes del cuerpo.

Lo que quizás no sepa es que las personas con diabetes son más susceptibles a desarrollar infecciones orales y enfermedades en las encías (periodontales) que aquellos que no tienen diabetes.

Dieta y caries

Sus dientes están cubiertos por placa, que es una película adhesiva de bacterias. Después de comer o beber algo que contiene azúcar o almidón, las bacterias liberan ácidos que atacan el esmalte dental. Estos ataques repetitivos pueden hacer que el esmalte se rompa y eventualmente esto puede resultar en caries.

Cuando la diabetes no está controlada apropiadamente, los altos niveles de glucosa en la saliva pueden ayudar a que las bacterias y la placa avancen. La placa que no se elimina eventualmente se puede fortalecer y convertirse en sarro. Cuando el sarro se acumula en los dientes es más difícil lograr una limpieza dental completa. Esto puede crear enfermedades tales como inflamación crónica e infección en la boca. La diabetes disminuye su resistencia a las infecciones lo que puede hacer que el proceso de curación sea más lento.

Qué puede hacer

  • Reduzca o elimine los azúcares y el almidón de su dieta, coma alimentos saludables y ejercítese de forma regular.
  • Cepille sus dientes dos veces al día con una pasta dental que contenga flúor y limpie una vez al día entre sus dientes con hilo dental o un limpiador interdental para remover la placa que ocasiona las caries.
  • Mantenga los dientes y encías fuertes al llevar un registro de sus niveles de azúcar. Además, debe controlar sus niveles de triglicéridos y de colesterol.
  • Trate las infecciones dentales de inmediato. Las personas con diabetes que combinan un buen cuidado de la salud dental con el control de la insulina por lo general tienen mejores posibilidades de evitar enfermedades en las encías.
  • Entregue a sus proveedores de cuidados dentales y médicos sus historiales de salud bucal y médica.
Información de cortesía de la Academia de Odontología General y la Academia de Odontología General.