La depresión y su salud bucal

Mujer abrazando a un hombre

La depresión es uno de los problemas de salud mental más comunes del mundo. Cuando usted o un ser querido está dándole batalla a la depresión, puede descuidar la salud bucal con facilidad. Además, mantener una buena salud dental es un factor importante en su salud mental general.

¿Cómo se relaciona la depresión con la salud bucal?

Motivarse para cepillarse los dientes y usar hilo dental puede ser tan difícil tal y como es. Pero cuando está lidiando con la depresión, hasta es menos probable que siga con su rutina de cuidado bucal o que visite al dentista.

Pero la relación entre la depresión y la salud bucal no termina ahí. La investigación temprana sobre úlceras bucales puede haber encontrado una relación genética entre los síntomas de la depresión y la boca, según un estudio de 2019 publicado en la revista científica Nature Communications. Si bien la investigación es solo un punto de partida, puede resultar útil para entender la relación que hay entre su estado de ánimo y su salud bucal.

Por otra parte, una hoja de datos generada por el programa de educación dental de la University of Washington señala una relación entre la depresión y el flujo salival reducido, un estado clínico que puede aumentar el número de bacterias que ocasionan caries y el riesgo de  enfermedad de las encías.

¿Qué puedo hacer para controlar mi salud general?

  • Cuéntele a su dentista lo que está sucediendo. Es importante que su dentista entienda por qué usted puede estar teniendo problemas para concentrarse en algo como cepillarse los dientes, y el profesional quizás le brinde algunas sugerencias útiles para atravesar ese mal momento.
  • Intente mantenerse activo. Hasta una pequeña cantidad de actividad física al aire libre cada día ha demostrado ser efectiva contra la depresión; ¡la vitamina D del sol es su aliada! Cuando hace ejercicios, su cerebro también libera proteínas que ayudan a mejorar la función cerebral. Esta combinación puede ayudar a contrarrestar los efectos de la depresión.
  • Coma frutas y verduras. Haga lo mejor para mantenerse alejado de los carbohidratos y los azúcares. Además de ser malos para sus dientes, pueden aumentar el nivel de azúcar en sangre, lo que a su vez puede empeorar sus síntomas de depresión. Opte por frutas, verduras crujientes, frutos secos y legumbres, que ayudan a regular su estado de ánimo y mejorar la salud de sus dientes.
  • Cepíllese dos veces al día y use hilo dental al menos una vez. Mantener una rutina es útil no solo para su espíritu sino también para su salud bucal. Cree un cronograma de autocuidado cada día: bañarse, prepararse el desayuno, cepillarse los dientes y usar hilo dental, y luego salir a caminar. Motívese configurando un recordatorio en el calendario todos los días o pídale a un amigo o a un familiar que lo llame todos los días para asegurarse de que sigue por el buen camino.
  • Busque ayuda para su depresión Hable con su médico sobre los problemas que tiene y pídale que lo refiera a un terapeuta o profesional de la salud mental.

¿Qué debe saber mi dentista?

Muchos antidepresivos pueden ocasionar efectos secundarios sobre la salud bucal, como por ejemplo  sequedad en la boca, rechinamiento de dientes (bruxismo) y problemas para tragar. Por eso asegúrese de mencionarle a su dentista los medicamentos que está tomando para que pueda ayudarle a controlar estos efectos secundarios. También es importante hacerle saber al médico si su dentista le recetó algún medicamento.

Lectura relacionada:

Publicado en mayo de 2019

La información de salud bucal de este sitio web se proporciona solo con fines educativos. Siempre debe consultar a un dentista con la licencia correspondiente o con otro profesional de la salud calificado por cualquier duda acerca de la salud de su boca.