píxel de seguimiento de facebook

Sonrisa saludable, persona saludable: la importancia de la salud bucal

Sonrisa saludable

Las visitas regulares al dentista pueden hacer más que mantener su sonrisa atractiva: pueden decirle mucho al dentista sobre su salud en general, incluso si puede o no estar en riesgo de una enfermedad crónica.

Nuevos estudios sugieren que la salud de su boca es un reflejo de la condición de todo su cuerpo. Por ejemplo, cuando su boca está saludable, lo más probable es que su cuerpo en general también goce de buena salud. Por otro lado, si la salud de su boca es mala, usted podría tener otros problemas de salud.

La investigación también demuestra que una buena salud bucal puede evitar ciertas enfermedades.

Enfermedad de las encías y complicaciones en la salud

De acuerdo con la Academia de Odontología General, existe una relación entre la enfermedad de las encías (periodontal) y complicaciones en la salud como el derrame cerebral y la enfermedad coronaria. Las mujeres con enfermedad de las encías también muestran mayor incidencia de embarazos prematuros y nacimientos de bebés con bajo peso.

Otras investigaciones muestran que más del 90% de todas las enfermedades sistémicas (enfermedades que involucran muchos órganos o todo el cuerpo) tienen manifestaciones orales, incluidas la inflamación de las encías, úlceras en la boca, boca seca o excesivos problemas en las encías. Estas enfermedades incluyen:

Como la mayoría de las personas tienen exámenes de la boca regulares, su dentista podría ser el primer proveedor de cuidado de la salud en diagnosticar un problema de salud en su etapa inicial.

Una mala salud bucal puede provocar problemas

Si no cuida sus dientes y encías, su mala higiene oral puede causar otros problemas de salud, entre los que se incluyen:

  • Dolor oral y facial. De acuerdo con la Oficina del Director general de Salud Pública, este dolor puede ser en gran parte debido a infecciones de las encías que sostienen los dientes y pueden conducir a la pérdida de los dientes. La gingivitis, la primera etapa de la enfermedad de las encías, y la enfermedad de las encías avanzada afectan a más del 75% de la población estadounidense.
  • Problemas cardíacos y en otros órganos principales. Las infecciones orales pueden afectar los órganos principales. Por ejemplo, el corazón y las válvulas cardíacas pueden inflamarse por endocarditis bacteriana, una condición que afecta a las personas con afecciones cardíacas o cualquier persona con tejido cardíaco dañado.
  • Problemas de digestión. La digestión comienza con los procesos físicos y químicos en la boca, y algún problema aquí puede causar insuficiencia intestinal, síndrome del intestino irritable y otros trastornos de la digestión.

Qué puede hacer

Ver un dentista regularmente ayuda a mantener su boca en estado óptimo y le permite a su dentista observar otros desarrollos que podrían apuntar a otros problemas de salud. Un examen dental también puede detectar una nutrición e higiene deficientes, problemas de crecimiento y desarrollo, así como una mala alineación de la mandíbula. Proporcione a su dentista una historia clínica completa e informe a él o ella cualquier evolución reciente de salud, incluso si parece no estar relacionada con la salud de su boca.

En casa, puede practicar una buena higiene oral:

  • Cepíllese dos veces al día al menos dos minutos, usando pasta dental con flúor.
  • Use hilo dental diariamente para eliminar la placa de los lugares a los que no puede llegar su cepillo de dientes.
  • Lleve una dieta saludable para proporcionar los nutrientes necesarios (especialmente las vitaminas A y C) para prevenir la enfermedad de las encías.
  • Evite el cigarrillo y el tabaco sin humo, los cuales son conocidos por contribuir a la enfermedad de las encías y el cáncer en la boca.
  • Visite al dentista con regularidad para limpiezas y exámenes. Esta es una de las maneras más efectivas para detectar los primeros síntomas de la enfermedad de las encías.
Última actualización: junio de 2016

La información de salud bucal de este sitio web se proporciona solo con fines educativos. Siempre debe consultar a un dentista con la licencia correspondiente o con otro profesional de la salud calificado por cualquier duda acerca de la salud de su boca.