píxel de seguimiento de facebook

Cómo aprovechar al máximo su consulta con el dentista

Con los avances en la odontología (y música relajante transmitida por los altavoces), por estos días una visita al dentista es bastante rutinaria. Pero el hecho de ir al dentista todavía le causa ansiedad a algunas personas, hasta el grado que no acuden tan frecuentemente como deberían y terminan con complicaciones costosas que van desde caries hasta enfermedades en las encías.

Junto con el cuidado dental, la prevención a menudo es la mejor medicina, comenzado con revisiones regulares y limpiezas dentales. Aquí encontrará algunos consejos para evitar el sufrimiento de las consultas al dentista.

Programe visitas frecuentes al dentista. Si visita a su dentista al menos dos veces al año, puede ayudar a prevenir cualquier problema de salud dental antes de que estos le ocasionen molestias o requieran un tratamiento más completo o costoso. Las visitas regulares permiten a su dentista monitorear su salud bucal y recomendar un régimen de salud dental para tratar las áreas problemáticas.

Pida consejos. Aproveche al máximo sus consultas al higienista dental o al dentista y averigüe si usted está usando las técnicas y herramientas adecuadas de higiene dental; por ejemplo, si usa el cepillo de dientes y el hilo dental correctamente y si elige los productos más apropiados para su caso. Considere anotar algunos temas para consultar con su dentista, lo que incluye información tal como dolor o sensibilidad en la boca, medicamentos que está tomando y cualquier estado clínico que tenga, incluso si piensa que los mismos no podrían afectar su salud dental.

Sepa qué esperar. A veces a lo que más le teme una persona es a lo desconocido. Durante una revisión de rutina, debe saber que su dentista verá si hay indicios de cáncer en la boca, buscará enfermedades en los dientes y las encías y revisará sus empastes, coronas o dentadura postiza. Las radiografías dentales ayudarán a su dentista a detectar problemas que probablemente no puedan detectarse durante otros exámenes. Su dentista es su aliado en la salud dental; siempre siéntase en total libertad de hacer preguntas o expresar sus preocupaciones. Lo más probable es que su dentista haya tratado el problema antes y pueda ofrecerle algo de tranquilidad.