píxel de seguimiento de facebook

Café y rosquillas: una solución fácil de la que hay que tener cuidado

Las rosquillas y el café pueden ser malos para sus dientes

Se le hace tarde para llegar al trabajo y no desayuna en casa; en el camino, compra una rosquilla y una taza de café. Esta solución rápida para el desayuno puede prolongar el tiempo que deberá estar en la silla del dentista.

Se ha descubierto que el azúcar que contienen las rosquillas son un factor de riesgo que puede producir inflamación en las encías y caries. Según un estudio mencionado en el informe, las rosquillas comunes tienen cinco veces más azúcar que las galletas de avena.

La cantidad de azúcar y crema que agrega a su café también puede aumentar la presencia de bacterias que causan caries. Los taninos que se encuentran en el café desgastan las fosas y hendiduras del esmalte de los dientes y crean una superficie áspera y manchada.

¿Qué puede hacer para minimizar el baño de azúcar que reciben sus dientes de esta combinación habitual para el desayuno?

  • Evite el café y las rosquillas durante la mañana. Al limitar el tiempo que mantiene el café y las rosquillas en su boca, se reduce el impacto que provoca el azúcar en sus dientes.
  • Enjuague su boca con agua o cepíllese los dientes con pasta dental con flúor inmediatamente después de terminar de desayunar.
  • Reduzca la cantidad de azúcar y cremas endulzadas que le agrega a su café.
  • Reemplace el desayuno dulce por opciones más saludables. Si tiene tiempo, considere la posibilidad de prepararse un plato de avena sin azúcar con frutos secos o frutas. Si está apurado, tome refrigerios que pueda llevar como una banana, un huevo hervido o barritas de queso.

Lectura relacionada:

Última actualización: junio de 2017

La información de la salud bucal en este sitio web tiene fines educativos únicamente. Siempre debe consultar a un dentista con la licencia correspondiente o con otro profesional de la salud calificado por cualquier duda acerca de la salud de su boca.