Si bien es un producto que no se fuma, es tabaco al fin

Tabaco sin humo

El consumo de tabaco puede dañar su salud de varias maneras, incluso sus dientes y encías. Puede causar decoloración dentaria y enfermedad en las encías, cáncer de garganta, pulmón y boca y, por último, la muerte.

¿Qué es el tabaco "sin humo"?

El tabaco sin humo también se conoce como "tabaco para escupir", "tabaco para mascar", "chimó" o "tabaco en pasta".

Uno de los nuevos productos de tabaco sin humo que se está poniendo de moda en los Estados Unidos es el snus (rima con "goose"). Es un tipo de tabaco sin humo de origen sueco que viene en bolsitas como las del té; se colocan entre el labio superior y la encía por 30 minutos y se descartan sin escupirlas. Este tipo de tabaco sin humo se ha puesto de moda porque no es tan complicado como mascarlo en sus distintas formas, lo que a veces genera un exceso de saliva mientras se está mascando. Sin embargo, estos productos contienen los ingredientes activos del tabaco para mascar.

El tabaco sin humo y la salud bucal

Masticar tabaco y consumir otros derivados del tabaco sin humo sin necesidad de fumarlos no significa que no sean nocivos, en especial cuando nos referimos a la salud bucal. Los consumidores de tabaco sin humo pueden sufrir de:

  • Mal aliento
  • Decoloración dentaria
  • Disminución del olfato y del gusto
  • Mayor riesgo de desarrollar caries

Al igual que los cigarrillos, el tabaco masticable puede causar una mayor incidencia en la aparición de cáncer en la boca. Algunos de los riesgos que el tabaco sin humo representa para la salud son:

  • Los productos con tabaco sin humo, al igual que los cigarrillos, contienen al menos 28 sustancias químicas que causan cáncer.
  • Está comprobado que el tabaco sin humo causa cáncer en la boca, los labios, la lengua y el páncreas.
  • Aquellas personas que consumen tabaco sin humo corren riesgo de sufrir cáncer de laringe, esófago, colon y vejiga puesto que tragan algunas de las toxinas del jugo que se crea consumiendo el tabaco sin humo.
  • El tabaco sin humo puede provocar irritación en las encías y causar enfermedad de las encías (periodontal).
  • A menudo se agrega azúcar para mejorar el sabor del tabaco sin humo, lo que aumenta el riesgo de formación de caries.
  • Generalmente, el tabaco sin humo contiene arenillas y asperezas que pueden desgastar los dientes y provocar sensibilidad de los dientes y erosión.

Signos de advertencia

El signo más común de un posible cáncer en los consumidores de tabaco sin humo es la leucoplaquia, una enfermedad caracterizada por manchas o lesiones blancas y escamosas dentro de la boca o en los labios. Es muy común entre los consumidores de tabaco sin humo. Las llagas rojas también son un signo de advertencia de cáncer. A menudo, los signos de lesiones precancerígenas no son detectables. Los dentistas pueden diagnosticar y tratar ese tipo de casos antes de que la afección se convierta en cáncer en la boca. Si le aparece una llaga roja o blanca y no se cura, visite inmediatamente a su dentista.

Qué puede hacer

Lo mejor que puede hacer por la salud de su boca es dejar de consumir tabaco sin humo. Su dentista puede ayudarlo a dejar el hábito de consumir tabaco sin humo.

Si usted consume tabaco sin humo, debe comprender que la dependencia al tabaco es un trastorno de adicción a la nicotina. Hay cuatro aspectos relacionados con la adicción a la nicotina: a nivel físico, sensorial, psicológico y de conducta. Es necesario atender todos los aspectos de la adicción a la nicotina para poder detener el hábito. Esto significa que los consumidores de tabaco pueden necesitar varios intentos de abandonar el hábito antes de renunciar al él de manera definitiva.

Su dentista puede recetarle cualquiera de las terapias de reemplazo de nicotina, como el parche transdérmico de nicotina o el chicle de nicotina. Los parches de nicotina se utilizan durante 24 horas por varias semanas y suministran un flujo estable de nicotina. Durante el transcurso del tratamiento la cantidad de nicotina en el parche disminuye. Los chicles de nicotina se mastican lentamente cada una o dos horas. Cada chicle debe desecharse luego de 20 a 30 minutos.

Los consumidores de tabaco sin humo deben visitar a su dentista con mayor frecuencia para asegurarse de no tener ningún problema. Los estudios han descubierto que entre el 60 y el 78 por ciento de quienes mastican tabaco a diario presentan lesiones orales. Un dentista puede detectar estas lesiones con un examen oral y podrá determinar el período de tratamiento.

Información por cortesía de la Academia de Odontología General y la Asociación Dental Americana.
Última actualización: Mayo de 2011

La información de salud bucal de este sitio web se proporciona sólo con fines educativos. Siempre debe consultar a un dentista con la licencia correspondiente o con otro profesional de la salud calificado por cualquier duda acerca de la salud de su boca.

SmileWay Wellness Program

Manténgase informado

Suscríbase al Boletín de bienestar

Lea ediciones anteriores

Conéctese con nosotros

Siga a Delta Dental en Facebook Siga a Delta Dental en Twitter