Las 10 mejores formas de luchar contra el mal aliento

Cómo luchar contra el mal aliento

Hay más de 80 millones de personas que sufren de halitosis crónica, o mal aliento. En la mayoría de los casos, su origen es la lengua y las encías.

El mal aliento puede ser muy embarazoso, pero es una afección común y hay varias maneras de combatirla. Seguir estos consejos puede ayudarlo a combatir el mal aliento y a mantener su boca saludable todos los días.

  1. Cepillar los dientes dos veces al día.
    • Cepíllese los dientes de dos a tres minutos por lo menos dos veces al día para eliminar la placa y los restos de comida. Es muy importante cepillarse los dientes antes de irse a dormir. Puede probar realizar un cepillado adicional con bicarbonato de sodio para reducir la acidez de la boca y dificultar el crecimiento de las bacterias que causan el mal aliento.
  2. Use hilo dental a diario.
    • Usar el hilo dental eliminará los restos de comida de entre los dientes a los que no puede llegar con su cepillo de dientes. Si no se eliminan los restos de comida, las bacterias comenzarán a alimentarse de ellos, lo cual provoca mal aliento.
  3. Cepíllese o raspe la lengua.
    • Para eliminar cualquier residuo que pueda acumularse entre las papilas gustativas y los pliegues de la lengua, invierta en una herramienta económica denominada raspador de lengua, que se encuentra disponible en farmacias. Si no tiene un raspador de lengua, puede usar su cepillo de dientes para cepillarla.
  4. Utilice un enjuague bucal.
    • Tenga en cuenta que si el aliento crónico es provocado por un problema dental, el enjuague bucal sólo ocultará el olor, no será una cura. En algunos casos, los enjuagues bucales pueden empeorar un problema de mal aliento al irritar el tejido de la boca. Para refrescar la boca en caso de emergencia, pruebe enjuagarse la boca con una mezcla de agua y unas gotas de aceite de menta. O enjuáguese la boca con té negro o verde: de acuerdo a un estudio de la Universidad de Illinois en Chicago, enjuagarse la boca con té negro o verde inhibe el crecimiento de las bacterias que causan el mal aliento.
  5. Visite al dentista.
    • La mejor manera de asegurarse una buena higiene bucal es visitar al dentista de forma regular. Si sufre de mal aliento crónico, debe primero visitar al dentista para descartar cualquier problema dental. Y si su dentista cree que la causa del problema es una fuente sistémica (interna), como una infección, podría derivarlo a su médico familiar o a un especialista que ayude a solucionar la causa del problema.
  6. Deje de fumar y evite el uso de productos de tabaco.
    • Si alguna vez necesitó otra razón para dejar de fumar, aquí hay una muy simple: fumar contribuye a tener mal aliento. El tabaco tiende a secar la boca y dejar un olor desagradable que permanece incluso después de cepillarse los dientes.
  7. Tome mucho líquido.
    • Asegúrese de tomar la suficiente cantidad de agua (entre seis y ocho vasos de 8 onzas) todos los días para evitar sequedad en la boca. Beber agua ayuda a mantener el olor bajo control porque ayuda a arrastrar las partículas de comida y las bacterias, que son la principal causa del mal aliento. Si sufre de sequedad bucal crónica o toma medicamentos que hacen que se le seque la boca, hable con su dentista para que le recomiende un sustituto de saliva de venta libre.
  8. Coma un pedazo de dulce sin azúcar o mastique chicle sin azúcar.
    • Si sufre de boca seca, intente chupar un pedazo de dulce sin azúcar o mastique chicle sin azúcar para estimular el flujo de saliva. La saliva ayudará a arrastrar los restos de comida y las bacterias que causan el mal aliento.
  9. Mastique una zanahoria, un tallo de apio o una manzana.
    • Los refrigerios de frutas y vegetales frescos y crocantes aumentan el flujo de saliva entre las comidas y ayudan a arrastrar las bacterias de los dientes, la lengua y las encías, que pueden provocar mal aliento. Estos refrigerios también pueden ayudar a reducir el mal aliento provocado por el hambre o el ayuno. Un estómago vacío, a causa de saltearse comidas, puede causar mal aliento, ya que se acumulan los ácidos del estómago.
  10. Coma perejil.
    • El perejil le da a su plato algo más que un toque decorativo verde: también ayuda al aliento, ya que contiene clorofila, conocido como desodorizante del aliento. Así que levante ese ramillete de su plato y mastíquelo bien. O coloque varios puñados en un exprimidor y beba el jugo cuando necesite refrescar su aliento.
Información por cortesía de la Academia de Odontología General
Última actualización: Octubre de 2011

La información de la salud de la boca en este sitio web tiene fines educativos únicamente. Siempre debe consultar a un dentista con la licencia correspondiente o con otro profesional de la salud calificado por cualquier duda acerca de la salud de su boca.

SmileWay Wellness Program

Manténgase informado

Suscríbase al Boletín de bienestar

Lea ediciones anteriores

Conéctese con nosotros

Siga a Delta Dental en Facebook Siga a Delta Dental en Twitter

Cuide su salud