¿Cuáles son las causas del mal aliento?

Mal aliento, halitosis... no importa cómo lo llamemos, es algo que casi todos lo hemos sufrido en algún momento de nuestras vidas. ¿Cuáles son las causas de este problema persistente y qué podemos hacer al respecto?

Causas del mal aliento

El olor es provocado por residuos de bacterias, la descomposición de partículas de alimento y otros restos en la boca, además de una mala higiene oral. La descomposición y los restos producen un compuesto de azufre que causa el olor desagradable.

El mal aliento también puede ocurrir en personas con infecciones médicas, diabetes, insuficiencia renal o un mal funcionamiento del hígado. La xerostomía (boca seca) y el tabaco también contribuyen a este problema. Incluso el estrés, estar a dieta, roncar, la edad y los cambios hormonales pueden afectar su aliento. Un olor que proviene de la parte posterior de la lengua puede indicar goteo posnasal.

Para eliminar el mal aliento, debe eliminar algunas de las causas más comunes:

Encías infectadas

Ésta puede ser una de las causas más obvias del mal aliento. Para volver a poner en forma a las encías, cepíllese meticulosamente y a menudo con un cepillo de cerdas suaves y acostúmbrese a usar hilo dental periódicamente. Su dentista puede aconsejarle el tratamiento más adecuado para todos los problemas dentales.

Dientes sucios

Según un científico del siglo 17, "viven más animales en los dientes sucios de un hombre que hombres en todo un reino". Sea esto verdad o no, lo cierto es que los dientes pueden acumular una buena cantidad de residuos que producen mal olor. La mejor solución para reducir al mínimo la cantidad de bacterias de la boca es el cepillado frecuente (con o sin pasta dental) o incluso enjuagarse la boca con agua.

Lengua saburral

Muchos dentistas creen que mantener limpia su lengua puede ser incluso más efectivo que tener los dientes limpios para contrarrestar el mal aliento. Los antiguos romanos se cepillaban la lengua con frecuencia. Mahoma también aconsejaba a sus seguidores que siguieran esta costumbre. Cepíllese muy suavemente con un cepillo de cerdas suaves pero no llegue muy atrás en la lengua ya que esto podría ocasionarle arcadas.

Estómago vacío

Es verdad, saltarse comidas puede causar mal aliento ya que reduce la producción de saliva necesaria para lavar las bacterias de los dientes, la lengua y las encías. El estrés también puede ocasionar sequedad en la boca, lo cual puede causarle un doble problema combinado con el aumento en los ácidos del estómago que puede generar el estrés. El chicle y las pastillas pueden estimular la producción de saliva, al igual que los refrigerios entre comidas, como las verduras y las frutas frescas.

El hábito de fumar

Como fumar le da sabor agrio a la boca y crea problemas de digestión, hace siglos que está vinculado al mal aliento. Mascar tabaco también puede empeorar el aliento.

Uso excesivo de enjuagues bucales

A pesar de que pueda sonar irónico, los enjuagues bucales pueden empeorar un problema de mal aliento al irritar el tejido de la boca, aunque es verdad que enmascara los malos olores de forma temporal. Como una solución en caso de emergencia, intente enjuagarse la boca con una mezcla de agua y unas gotas de aceite de menta.

Parte de la información es cortesía de la Academia de Odontología General.
Última actualización: Febrero de 2012

La información de salud bucal de este sitio web se proporciona sólo con fines educativos. Siempre debe consultar a un dentista con la licencia correspondiente o con otro profesional de la salud calificado por cualquier duda acerca de la salud de su boca.

SmileWay Wellness Program

Manténgase informado

Suscríbase al Boletín de bienestar

Lea ediciones anteriores

Conéctese con nosotros

Siga a Delta Dental en Facebook Siga a Delta Dental en Twitter